CALA D'HORT - ES VEDRÀ

CALA D'HORT - ES VEDRÀ

Es una playa tranquila desde donde se puede contemplar Es Vedrà perfectamente y degustar pescado fresco, como el que ofrecen en Restaurante El Carmen. La zona fue declarada parque natural en los años 90, permitiéndonos así disfrutar de una de las mejores playas de la isla.

La silueta de Es Vedrà surgiendo del mar es el mejor emblema para Ibiza. El islote, de 413 metros, es parte de la reserva natural de Cala d’Hort y está deshabitado. Hasta hace poco sólo lo poblaban una subespecie de cabra salvaje que vivía en las laderas y cuevas de la montaña. También se encuentra allí una subespecie de la lagartija de la isla y una colonia del ave rapaz, Halcón de Eleonora, especie en peligro de extinción.
Existe la leyenda de que la isla solía ser lugar de reunión de sirenas y ninfas del mar. También se la considera la isla de Tanit, la diosa lunar fenicia de la fertilidad que se convirtió en patrona de la isla. Se cree que se realizaban sacrificios a la diosa Tanit en la luna llena a las orillas de la isla.

El gigante. Una de las Rondalles o fábulas populares mas conocida de la isla habla del gigante de Es Vedrà. La historia cuenta como dos hermanos, en su intento por curar a su padre enfermo, tienen que ir a Es Vedrà a recoger hinojo marino y enfrentarse al gigante que vive allí, escondido en una de sus cuevas. La ingenuidad de los hermanos y la ayuda de los erizos marinos logran derrotar al gigante y así consiguen recoger el hinojo.

Ovnis. Mucha gente afirma haber visto ovnis alrededor del islote y algunos creen que hay una base secreta extraterrestre bajo el agua, y que la isla es la puerta o baliza de navegación. Uno de los casos de avistamiento es el famoso Caso Manises: el 11 de noviembre de 1979 un vuelo comercial entre Mallorca y Tenerife fue redireccionado a Valencia para un aterrizaje de emergencia. El piloto declaró haber presenciado una luz de movimiento rápido acercándose al avión cerca de Es Vedrà. Al enviar una señal de SOS, control aéreo no pudo identificar el objeto y le ordenó cambiar su ruta.

¿POR QUÉ VISITARLA?

Porque además de sus aguas y de poder disfrutar de unas vistas increíbles así como de una buena paella, para los más intrépidos, existe la posibilidad de bajar a una antigua cantera de arena abandonada que ha formado piscinas 'naturales' en las que darse un baño tras la caminata de descenso y antes de emprender una dura subida. Además nos encontramos con una cueva y una pintura muy interesante, ésta zona es conocida como Atlantis.

ACTIVIDADES

VIDEO MAPA

PLANORAM

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar